A la rubia amateur le encanta comer pollas al aire libre

05:05 min - 28/01/2015 - 6.093 visitas
A la rubia amateur le encanta comer pollas al aire libre A esta preciosidad le entra un mosqueo tremendo cuando la manguera del agua sale disparada hacía a ella, dejándole toda la camiseta empapada. El compañero de ella, al ver ese par de tetas enormes mojadas se empalma y se lanza encima de ellas. La colega no pone resistencia y le hace una enorme comida de polla en medio de la obra, le regala una cubana y además le deja su jugoso coño para que se lo reviente. Yo quiero una compañera así en mi trabajo ;)