La rubia se moría de ganas de comerse un polla dura

05:00 min - 08/06/2015 - 2.730 visitas
La rubia se moría de ganas de comerse un polla dura Yo no sé qué les pasa a las turistas que cuando cambian de país se vuelven unas zorras. Quizá el estar lejos de su tierra, de vacaciones y que nadie las conozca hace que salga lo que rodeadas de conocidos reprimen. El caso es que la rubia al igual que todas las guiris estaba ansiosa de comerse una buena polla y al primero que se ha cruzado se la ha mamado hasta el final.