Así sí que dan ganas de ir todos los días al gimnasio

21:23 min - 12/09/2015 - 4.733 visitas
Así sí que dan ganas de ir todos los días al gimnasio Estaba entrenando con su entrenadora personal y sin darse cuenta la chica le puso el coño demasiado cerca de la cara. Llevaba unas mayas ajustadas y se le marcaba todo el coño, así que el tío no pudo evitar calentarse. Le tiró la caña y al parecer la entrenadora también estaba cachonda, total que acabaron echando un polvo en el gimnasio. Entrenar es algo duro, a veces no dan ganas de ir, pero si tu entrenadora es como esta, seguro que irías encantado todos los días.